«

»

Alemania, Polonia y República Checa reabren sus minas mientras Asturias cierra sus pozos

Los cielos abiertos, de los que se extraen mayoritariamente lignito, mantienen la producción europea de carbón, que en 2015 alcanzó los 500 millones de toneladas. España tan sólo aportó ese año 3 millones de toneladas, de las cuáles 1,2 fueron de mineral asturiano.