«

»

Teresa Ribera, la que validó el fiasco del Castor, ministra de Energía


Dicho proyecto fue cancelado tras provocar 500 seísmos en la zona y costar 1.350 millones a las arcas públicas. Beneficiario: Escal UGS, firma controlada en un 66,7% por ACS.