«

»

Un futuro industrial con empleo de calidad

La transformación de la economía ha acelerado la necesidad de incorporar a los procesos productivos la tecnología digital necesaria para mejorarlos y hacerlos más rentables y rápidos. Debemos garantizar la competitividad de la industria y la creación de empleo estable y de calidad.