«

»

La Xunta advierte que las acusaciones de soborno en la mina no son tolerables


De acuerdo a la versión de Edgewater, como se negaron a dar una “mordida”, la Xunta cambió a última hora de postura, llegando incluso a modificar la ley para detener la reapertura de la mina de oro. Algo que rebate de frente el Gobierno en declaraciones a Galiciapress: “un proyecto de esta envergadura necesita de las máximas garantías de solvencia, por eso no contó con la aprobación de la Xunta; porque no era solvente”.