«

»

No hay que temer al viento en el viaducto del Ulla

El ADIF acaba de iniciar los trámites para contratar un sistema de mantenimiento para el viaducto del Ulla en Catoira, incluido en el eje atlántico de alta velocidad y que fue puesto en servicio en abril del 2015. En ese mismo contrato se incluía la posibilidad de habilitar barreras en la plataforma del puente para frenar el efecto del viento transversal en los trenes que circulan sobre esta estructura. Sin embargo, parece que el administrador ferroviario ha descartado definitivamente esta posibilidad.