«

»

Con el litio no se juega

Porque al final, la pregunta siempre es la misma: ¿está Extremadura –y Cáceres más concretamente– en condiciones de dar carpetazo a un proyecto industrial importante, sin estudiarlo a fondo, incluyendo si es preciso como obligación primera e incluso simultánea la recuperación medioambiental de la zona afectada?