«

»

Sacyr exige 2.300 millones a Panamá en los tribunales e impugna el último laudo.


La constructora española, que ha perdido junto a sus socios 1.400 millones por el Canal, ataca a la junta amistosa de resolución e incluso pide la nulidad de la última sentencia.