«

»

Por qué las placas tectónicas y sus movimientos son indispensables para la vida


Si nuestro planeta fuera una roca fría e inamovible, la vida probablemente no existiría. Pero afortunadamente la Tierra misma está “viva”.