«

»

¿Cuál será la energía del futuro?


Bruselas, el Gobierno español y las empresas ya trabajan en uno de los grandes retos tecnológicos de los próximos años: cómo lograr una energía más verde sin dañar la competitividad ni el suministro seguro.